El Taj Mahal  no es solo una de las maravillas del mundo moderno, es mucho más. Este  complejo de edificios construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra (India)  por un emperador como mausoleo para su esposa favorita, encierra detrás todo un monumento a una historia de amor. El príncipe Shahbuddin Mohammed tuvo una de las mejores educaciones de la época y a pesar de la riqueza ilimitada de su familia nunca mostró interés por la riqueza ni los intereses de esta. Un día el príncipe  se enamoró en un bazar de la princesa Arjumand, de sólo 15 años, hija del Primer Ministro de la Corte. El príncipe, impresionado por su belleza, preguntó el precio del collar de cristal que ella se estaba probando. Le respondieron que no era de cristal sino de diamantes y que valía 10.000 rupias. El príncipe pagó sin dudarlo y así conquistó de inmediato el corazón de la princesa.

2. Petra

Situada entre el Mar Rojo y el Mar Muerto, esta ciudad nabatea estuvo habitada desde los tiempos prehistóricos. En la Antigüedad fue una importante encrucijada de las caravanas comerciales que transitaban entre Arabia, Egipto, Siria y Fenicia. En parte esculpida en la roca y en parte construida en medio de un circo de montañas surcadas por pasos y desfiladeros, Petra es uno de los sitios arqueológicos más celebres del mundo, en el que se mezclan las influencias de las tradiciones del antiguo Oriente y las de la arquitectura helenística.

3. Yalta, Ucrania

Es una ciudad de la República de Crimea, al suroeste de Rusia, a orillas de la costa septentrional del mar Negro.
A la soleada Yalta, famosa porque fue sede de la conferencia que reunió a Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt y Josif Stalin al final de la II Guerra Mundial, se la conoció siempre con el nombre de «Ciudad de la felicidad», y también como «Perla de Crimea». Allí veraneaban zares rusos, dirigentes soviéticos y grandes escritores. Se encuentra al sur de la península de Crimea (Ucrania) y tiene un clima típicamente mediterráneo, pero menos húmedo.

4. Las Vegas

Las Vegas es la “Ciudad del Pecado”, el paraíso del juego, la noche y el entretenimiento. En Las Vegas podrás navegar en góndola por un canal veneciano en The Venetian, pasear por Manhattan en el New York, New York Hotel & Casino, conocer una de las pirámides de Egipto en el Luxor Las Vegas, pasarte las 24 horas jugando en uno de los 1700 casinos de la ciudad, caminar en una calle donde el techo es una pantalla, asistir a increíbles espectáculos, subir a Insanity para sentir la adrenalina de estar boca abajo a más de 270 metros de altura y hasta celebrar tu boda express con la musicalización del mismísimo Elvis Presley.

5. Machu Picchu

Ubicado a 2.430 metros de altura en un paraje de gran belleza, en medio de un bosque tropical de montaña, el santuario de Machu Picchu fue probablemente la realización arquitectónica más asombrosa del Imperio Inca en su apogeo. Sus murallas, terrazas y rampas gigantescas dan la impresión de haber sido esculpidas en las escarpaduras de la roca, como si formaran parte de ésta. El marco natural, situado en la vertiente oriental de los Andes, forma parte de la cuenca superior del Amazonas, que posee una flora y fauna muy variadas.

6. Hilton Moorea

¿Planeas tu luna de miel? este excelente lugar seguro te encantará. Ubicado en la Polineasia Francesa, el Hilton Moorean es uno de los principales destinos en aquella región. Este resort de 5 estrellas se encuentra a pocos kilómetros de Belvedere Lookout y Playa Tiahura.

 7. Hotel del Salto

Con un paisaje natural en donde el ruido del agua al caer llamará tu atención, podrás ver la Cascada del Salto con 127 metros de altura, que año con año recibe muchos visitantes pero celosa pudiera estar esta cascada al compartir la atención con un el terrorífico encanto de un viejo hotel. Ubicado a las afueras de Bogotá (Colombia)

8. Islandia

Si nunca has considerado viajar a Islandia, párate a pensarlo: Islandia es realmente un paraíso natural mágico. Islandia no solo ofrece un paisaje imposible de ver en cualquier otro lugar del planeta sino que, además, presenta innumerables actividades para disfrutar de sus vacaciones / su viaje. Esta isla situada en el extremo de Europa, con 338.500 habitantes en 103.000km2, con su bella capital Reykjavík, con sus volcanes (que inspiraron a Julio Verne), sus géiseres, icebergs y fiordos, sus increíbles cascadas y sus caballos en libertad, reúne unos atractivos que no puedes encontrar en otros países. Como dato: En Islandia es el mejor lugar para ver las auroras boreales. :-)

9. Parque Nacional Los Glaciares, Argentina

Creado en el año 1937, busca preservar una extensa área de hielos continentales, montañas andinas, bosques fríos, glaciares y grandes lagos de origen glaciar. Este parque está formado por un 30 por ciento de hielo (2.600 kilómetros cuadrados). Entre los glaciares del lugar se encuentran el Upsala (el mayor de todos), el Spegazzini y el Perito Moreno. La singular actividad de este último convirtió al Parque en parte del Patrimonio de la Humanidad en 1981. Ocurre que además de la blancura de su superficie y los tonos azulados de sus paredes, que dejan huellas profundas en la memoria del turista, este es uno de los pocos glaciares del mundo y el único de los casquetes patagónicos que continúa avanzando, a razón de 100 metros por año. Este movimiento genera uno de los acontecimientos más esperados por los visitantes: la ruptura del dique de hielo formado por el glaciar.

10. Erta Ale, Ethiopia

Volcán en escudo basáltico localizado en el Cuerno de África, en la región de la depresión de Afar, en el noreste de Etiopía, siendo el volcán más activo de dicho país. El Erta Ale es el volcán más activo en Etiopía, tiene apenas 613 metros de altura, aunque su base alcanza un diámetro de casi 30 kilómetros. En la cumbre, dos grandes cráteres salen a superficie: uno de ellos es un pozo inactivo, el otro, más pequeño, es uno de los únicos cuatro lagos de lava del mundo. Sin duda los mejores momentos para visitar el lugar y fotografiar es por la noche.

"/>

Sin lugar a duda hay muchos sitios en este mundo que deben ser visitados; Ya sea por lo que representan, su historia, su misticismo o porque simplemente son un maravilloso paisaje. Hay que visitarlos todos antes de morir. ¿No crees?

1. Taj Mahal

El Taj Mahal  no es solo una de las maravillas del mundo moderno, es mucho más. Este  complejo de edificios construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra (India)  por un emperador como mausoleo para su esposa favorita, encierra detrás todo un monumento a una historia de amor.

El príncipe Shahbuddin Mohammed tuvo una de las mejores educaciones de la época y a pesar de la riqueza ilimitada de su familia nunca mostró interés por la riqueza ni los intereses de esta. Un día el príncipe  se enamoró en un bazar de la princesa Arjumand, de sólo 15 años, hija del Primer Ministro de la Corte. El príncipe, impresionado por su belleza, preguntó el precio del collar de cristal que ella se estaba probando. Le respondieron que no era de cristal sino de diamantes y que valía 10.000 rupias. El príncipe pagó sin dudarlo y así conquistó de inmediato el corazón de la princesa.

2. Petra

Situada entre el Mar Rojo y el Mar Muerto, esta ciudad nabatea estuvo habitada desde los tiempos prehistóricos. En la Antigüedad fue una importante encrucijada de las caravanas comerciales que transitaban entre Arabia, Egipto, Siria y Fenicia. En parte esculpida en la roca y en parte construida en medio de un circo de montañas surcadas por pasos y desfiladeros, Petra es uno de los sitios arqueológicos más celebres del mundo, en el que se mezclan las influencias de las tradiciones del antiguo Oriente y las de la arquitectura helenística.

3. Yalta, Ucrania

Es una ciudad de la República de Crimea, al suroeste de Rusia, a orillas de la costa septentrional del mar Negro.

A la soleada Yalta, famosa porque fue sede de la conferencia que reunió a Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt y Josif Stalin al final de la II Guerra Mundial, se la conoció siempre con el nombre de «Ciudad de la felicidad», y también como «Perla de Crimea». Allí veraneaban zares rusos, dirigentes soviéticos y grandes escritores. Se encuentra al sur de la península de Crimea (Ucrania) y tiene un clima típicamente mediterráneo, pero menos húmedo.

4. Las Vegas

Las Vegas es la “Ciudad del Pecado”, el paraíso del juego, la noche y el entretenimiento. En Las Vegas podrás navegar en góndola por un canal veneciano en The Venetian, pasear por Manhattan en el New York, New York Hotel & Casino, conocer una de las pirámides de Egipto en el Luxor Las Vegas, pasarte las 24 horas jugando en uno de los 1700 casinos de la ciudad, caminar en una calle donde el techo es una pantalla, asistir a increíbles espectáculos, subir a Insanity para sentir la adrenalina de estar boca abajo a más de 270 metros de altura y hasta celebrar tu boda express con la musicalización del mismísimo Elvis Presley.

5. Machu Picchu

Ubicado a 2.430 metros de altura en un paraje de gran belleza, en medio de un bosque tropical de montaña, el santuario de Machu Picchu fue probablemente la realización arquitectónica más asombrosa del Imperio Inca en su apogeo. Sus murallas, terrazas y rampas gigantescas dan la impresión de haber sido esculpidas en las escarpaduras de la roca, como si formaran parte de ésta. El marco natural, situado en la vertiente oriental de los Andes, forma parte de la cuenca superior del Amazonas, que posee una flora y fauna muy variadas.

6. Hilton Moorea

¿Planeas tu luna de miel? este excelente lugar seguro te encantará. Ubicado en la Polineasia Francesa, el Hilton Moorean es uno de los principales destinos en aquella región. Este resort de 5 estrellas se encuentra a pocos kilómetros de Belvedere Lookout y Playa Tiahura.

 7. Hotel del Salto

Con un paisaje natural en donde el ruido del agua al caer llamará tu atención, podrás ver la Cascada del Salto con 127 metros de altura, que año con año recibe muchos visitantes pero celosa pudiera estar esta cascada al compartir la atención con un el terrorífico encanto de un viejo hotel.

Ubicado a las afueras de Bogotá (Colombia)

8. Islandia

Si nunca has considerado viajar a Islandia, párate a pensarlo: Islandia es realmente un paraíso natural mágico.

Islandia no solo ofrece un paisaje imposible de ver en cualquier otro lugar del planeta sino que, además, presenta innumerables actividades para disfrutar de sus vacaciones / su viaje. Esta isla situada en el extremo de Europa, con 338.500 habitantes en 103.000km2, con su bella capital Reykjavík, con sus volcanes (que inspiraron a Julio Verne), sus géiseres, icebergs y fiordos, sus increíbles cascadas y sus caballos en libertad, reúne unos atractivos que no puedes encontrar en otros países.

Como dato: En Islandia es el mejor lugar para ver las auroras boreales. 🙂

9. Parque Nacional Los Glaciares, Argentina

Creado en el año 1937, busca preservar una extensa área de hielos continentales, montañas andinas, bosques fríos, glaciares y grandes lagos de origen glaciar.

Este parque está formado por un 30 por ciento de hielo (2.600 kilómetros cuadrados). Entre los glaciares del lugar se encuentran el Upsala (el mayor de todos), el Spegazzini y el Perito Moreno. La singular actividad de este último convirtió al Parque en parte del Patrimonio de la Humanidad en 1981. Ocurre que además de la blancura de su superficie y los tonos azulados de sus paredes, que dejan huellas profundas en la memoria del turista, este es uno de los pocos glaciares del mundo y el único de los casquetes patagónicos que continúa avanzando, a razón de 100 metros por año. Este movimiento genera uno de los acontecimientos más esperados por los visitantes: la ruptura del dique de hielo formado por el glaciar.

10. Erta Ale, Ethiopia

Volcán en escudo basáltico localizado en el Cuerno de África, en la región de la depresión de Afar, en el noreste de Etiopía, siendo el volcán más activo de dicho país.

El Erta Ale es el volcán más activo en Etiopía, tiene apenas 613 metros de altura, aunque su base alcanza un diámetro de casi 30 kilómetros. En la cumbre, dos grandes cráteres salen a superficie: uno de ellos es un pozo inactivo, el otro, más pequeño, es uno de los únicos cuatro lagos de lava del mundo. Sin duda los mejores momentos para visitar el lugar y fotografiar es por la noche.